Ya llegaron los fríos, protege a tu Mascota

Dentro de los cuidados básicos que debemos de bridar a nuestras mascotas está el prever que enfrente problemas por los cambios de temperatura y en esta franca temporada de frío es importante estar atento a estos cambios y la afectación que puede tener en nuestros peludos.

¿Sabes, a qué temperatura sufren de frio los perros y gatos?

Los animales de compañía, como los perros y gatos, han demostrado a lo largo del tiempo su disponibilidad y afecto incondicional, motivo por el que además de merecer todo el cariño de sus cuidadores, requieren de ciertos cuidados que van mucho más allá de una buena alimentación.

Entre otras cosas, los dueños de mascotas deben estar al tanto sobre qué situaciones los podrían exponer al frio y con ello, a enfermedades derivadas de esta situación, teniendo en cuenta que el pelaje por sí solo no los protege totalmente.

En el caso de los perros, aunque muchos tienen pelajes densos que ayudan a que se mantengan calientes aun cuando están expuestos a temperaturas frías, como es el caso de las razas nórdicas, en la gran mayoría de los canes el pelaje no será suficiente para protegerlos, sobre todo entre razas de pelo corto, así como los cachorros, los perros de avanzada edad y los de razas pequeñas.

Entre los 7° y los 12°C un cachorro comienza a tener frío. A los 8° C algunos perros adultos pueden empezar a sentir frío y ya a partir de los -6° C casi todos los perros pueden estar en riesgo de presentar hipotermia. En el caso de los gatos, por debajo de los 22° comenzarán a tener frío. Una buena regla general es que, si la temperatura es demasiado fría para el tutor, es probable que también lo sea para su mascota”.

Bajo ese contexto, es importante saber cuál es la mejor manera de proteger a las mascotas del frío, más aún cuando en algunos casos, deben exponerse a cambios fuertes de temperatura al salir de las casas.

“Si viven en el interior será importante evitar los cambios bruscos de temperatura cuando realicen salidas momentáneas. En caso de salidas bajo la lluvia puede ser necesario el uso de una prenda hecha con un material repelente al agua”.

De igual manera, en el caso de los perros y gatos que se mantienen en el exterior de la casa, es importante adecuarles un espacio que los proteja de la lluvia o las bajas temperaturas, en el que es muy útil mantener algún elemento donde puedan descansar aislados del suelo, es decir, una cobija, una colchoneta, o cualquier superficie cómoda.

Los hábitos de higiene son muy importantes a la hora de protegerlos del frio dado que una buena condición del pelaje permitirá que este cumpla bien su función de protección.

Como parte de los cuidados diarios que puede tener un tutor de mascota, el aseo adecuado es importante. Un pelaje pesado y enmarañado no permite una correcta ventilación de la piel que está debajo y no la protege adecuadamente contra las temperaturas frías.

Así, la investigación sugiere que estos animales nacerán o eclosionarán con plena desventaja y en entornos mucho más cálidos de lo que pueden tolerar.

Ahora bien, teniendo en cuenta que los perros y gatos al igual que los dueños pueden verse afectados por las bajas temperaturas, y con ello padecer algunas afecciones como bronquitis, pulmonía, el complejo respiratorio felino, la traqueobronquitis infecciosa o tos de las perreras, faringitis y laringitis, hay que tener en cuenta qué aspectos son importantes tener en cuenta para evitar que tu peludo sufra de estos problemas.

Lo primero que hay que tener presente a la hora de proteger a la mascota es proporcionarle una buena alimentación, tanto en cantidad como en calidad, dado que esta es la manera en que el gato o perro se mantenga fuerte y desarrolle las defensas necesarias para combatir cualquier situación externa que pueda afectar su salud.

Sobre esto, es importante tener en cuenta que no siempre mayor cantidad significa mayor beneficio. Las porciones deben ser adecuadas al tamaño, edad y actividad física de la mascota, por ende, es necesario determinar la misma con ayuda de un experto para no sobrepasarse y exponer a la mascota a problemas de sobrepeso.

Asimismo, es fundamental tener en cuenta que la hidratación es igual de importante, por ello siempre hay que mantener el agua de las mascotas, fresca y limpia.

Por otra parte, aunque el uso de ropa para perros en general no es necesario, sí puede traer beneficios en caso de perros de avanzada edad y con artrosis, así como en aquellos que se exponen a cambios de clima. En ese último caso, es recomendable dejarlas salir en las horas de más calor.

Ahora bien, si por algún motivo la mascota regresa a la casa mojada, es importante secarla completamente, especialmente las patas, orejas, pecho y abdomen.

Por último, independientemente de si su lugar de descanso está en el exterior o interior de la casa, es fundamental que su cama sea caliente, cómoda y esté resguardada del frío.

Estos cuidados evitarán que nuestros peludos padezcan de enfermedades derivadas del frio, las cuales se pueden detectar al evidenciar inapetencia, estornudos, fiebre, vómitos, secreción nasal, ojos llorosos, dificultades para respirar, entre otros síntomas. En caso de presentarse, es importante que sean tratados a tiempo por un especialista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?