Deshazte de los Pelos no de tus peludos Amigos

Deshazte de los Pelos no de tus peludos Amigos.

La limpieza de la casa cuando hay animales no tiene por qué suponer un esfuerzo extra si se siguen unas pautas básicas que ayudan al mantenimiento de la higiene doméstica. Los pelos son a menudo el caballo de batalla de los dueños de perros y gatos para mantener la higiene del hogar. Pero esta cuestión no puede empañar la convivencia entre la familia y nuestros peludos amigos.   A continuación, te damos algunos consejos para barrer y aspirar para eliminar pelos y ácaros, las ventajas de usar felpas de microfibra para limpiar la suciedad del animal, cómo eliminar bacterias y la suciedad que no se ve, así como algunas pautas para el aseo adecuado del perro y gato, que ayudan a preservar la salud de todos.

Recuerda que un perro con una higiene adecuada no es una fuente de suciedad, sino de cariño y compañía.

La limpieza del hogar es una cuestión que preocupa cuando se convive con una mascota, en especial, con un perro o gato. Se intenta mantener la casa libre de pelos y polvo, sobre todo, en el caso de personas alérgicas que compartan la vivienda con un animal. Las siguientes pautas explican cómo conseguir una limpieza adecuada del hogar, para que dueños, perros y gatos disfruten de la compañía mutua en un ambiente libre de bacterias y suciedad.

1. Barrer y aspirar a menudo para eliminar los pelos del animal

La escoba, la aspiradora y las felpas son las mejores aliadas para eliminar el pelo que suelta el perro o gato en casa. Junto con el pelaje, el perro elimina también piel muerta (caspa), que queda en suspensión y se posa en el suelo y los muebles.

Lo más recomendable cuando se tiene un animal con pelo en casa es “aspirar cada día el suelo, alfombras y sillones”, aunque hay que admitir que “casi nadie lo hace por falta de tiempo”, pero el hacerlo lo más frecuentemente posible será de gran ayuda.

Es aconsejable que la aspiradora tenga filtros contra los ácaros, que hay que limpiar después de su uso. Si funciona con bolsa, esta se debe desechar al finalizar la limpieza. En caso de optar por la escoba, es recomendable que sea de goma, ya que recoge mejor los pelos y las pelusas.

2. Usar felpas de microfibra contra la suciedad del perro o gato

La felpa idónea para limpiar el suelo de una casa donde viven perros o gatos ha de tener propiedades absorbentes y antiestáticas, es decir, retener las partículas de polvo y suciedad. Se pueden adquirir en distintos colores, de manera que será posible utilizar una felpa de determinado color para limpiar solo la suciedad que genere el perro o el gato.

Los mechudos de microfibra tienen la propiedad de atrapar los pelos del animal de una manera eficaz. Estos mechudos se limpian con agua y jabón, pero no es recomendable aplicarles suavizante porque pierden sus propiedades.

3. Limpiar la suciedad que no se ve

Cuando hay una mascota en casa, la mejor forma de eliminar la suciedad que no se ve y con ella las bacterias es usar una máquina de vapor a presión, capaz de alcanzar altas temperaturas.

Este tipo de artículos son muy eficaces para retirar ácaros y bacterias que no se ven y se pueden usar una o dos veces al mes.

En cuanto a los productos de limpieza apropiados para limpiar a profundidad con perros o gatos en casa, son recomendables los bactericidas neutros y productos con bioalcohol (alcohol tratado). Este tipo de limpiadores, además de desinfectar superficies como madera o cerámica, eliminan de manera eficaz suciedad y bacterias y no irritan las vías respiratorias.

En opinión de nuestros amigos veterinarios, no hay que caer en el error del exceso de asepsia, ya que el contacto con bacterias y ácaros, que es inevitable, también es imprescindible para inmunizar al organismo.

Aseo adecuado del perro

Eliminar el pelo que suelta el perro o gato es relevante para mantener la casa limpia.

Un perro o gato que recibe sus rutinas de higiene de manera rutinaria no es una fuente de suciedad, sino de buena compañía. Algunos perros tienen un pelaje más complicado de mantener limpio y desenredado, como en el caso del lanudo bobtail.

Por lo que es recomendable acudir al peluquero canino una vez al mes, en función de la suciedad. Si se hace una escapada al campo, puede ser aconsejable adelantar la cita.

Los perros que tienen un pelaje corto (bóxer) o de extensión mediana (pastor alemán)

necesitan cepillados habituales para eliminar el pelo muerto, polvo y suciedad. Todo lo que se retire con el cepillo no acabará en los muebles, alfombras o sofás de la casa.

Un truco para impedir que el pelo del perro quede en la casa cuando se le pasa el cepillo o carda, es aprovechar las salidas al parque o al campo para cepillarle a fondo. Después, es importante recoger los pelos y tirarlos a un bote de basura. De esta manera, se evita que queden en casa partículas en suspensión que se adhieran a las alfombras o al mobiliario.

Un perro con una higiene bucal adecuada, vacunado y desparasitado es un animal sano y no una fuente de suciedad o enfermedades.

El baño con productos específicos ayuda a mantener al perro limpio y a evitar el exceso de pelo y ácaros en casa.

Por otro lado, las patas del perro son la puerta de entrada de suciedad y bacterias en el hogar. Se pueden emplear toallitas húmedas para retirar la suciedad de las patas del perro antes de entrar en casa, o simplemente limpiarlas con un trapo húmedo con una solución de su shampoo diluido con agua después de regresar del paseo.

1 comentario en “Deshazte de los Pelos no de tus peludos Amigos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?